NUESTROS VALORES

Mujeres del Reino

 AMOR

A Dios, a nosotras mismas, a nuestra familia, y a nuestro prójimo. Amor es lo que nos mueve a realizar nuestra labor en el reino; porque entendemos que no importa los dones con que hayamos sido dotadas, el ejercicio y funcionamiento de los mismos sería inefectivo, si no tuvieran su origen en el amor.  1Corintios 13:1-3.

UNIDAD

Creemos en el poder del acuerdo, la unidad en Cristo y el trabajo en equipo. En el Reino, no competimos, nos complementamos. Filipenses 2:2.

PROPÓSITO 

Entendemos que hemos sido colocadas en un espacio de tiempo y lugar por propósito y asignación divina. Cada mujer está llamada a cumplir con su destino profético. Ester 4:14b.

INTEGRIDAD 

Creemos en modelar a partir de lo que somos para que lo que hacemos cobre sentido moral y podamos expresarnos con un mensaje de amor y servicio que revele nuestro carácter, sentido de lealtad, deber y honor. Tito 2:7; 2 Crónicas 19:9.

LEALTAD

Valoramos la lealtad como la más alta virtud que exigen las normas de fidelidad, honor y gratitud. Expresadas primeramente a Dios, nuestras familias, líderes e instituciones a las que nos debemos. Éxodo 22.28; Proverbios 18:24; Mateo 26:35;  Eclesiastés 1:4; Tito 3:1; Proverbios 27:17; 2 Samuel 18:3; Esdras 6:10.

HONRA 

Valoramos la honra como un principio bíblico que trae consecuencias al aplicarlo. Honrar es respetar, amar, valorar y obedecer. Honrar nos ayuda a matar el egoísmo, el orgullo y la ignorancia. Honramos a Dios primero, quien es el único digno de gloria, y a los hombres conforme lo dicen las Escrituras. 1 Samuel 2:30; 1 Pedro 2:18-22; Éxodo 20:12; Mateo 15:8; Romanos 12:9-10; Romanos 13:7.

EXCELENCIA

Creemos en hacer las cosas bien y de óptima manera, sobresaliendo de la mediocridad, sin poner excusas, porque entendemos que todo lo que hacemos, lo hacemos para nuestro Rey. Colosenses 3:23.

RESPONSABILIDAD

Como saetas en las manos de Dios estamos comprometidas con nuestras asignaciones y deberes;  somos conscientes de la necesidad de trabajar bajo cobertura, y rendir cuentas, para que siempre, nuestro trabajo sea diáfano, claro, y examinable a la luz de las Escrituras. Sabiendo que el que evita rendir cuentas lo hace por orgullo, ignorancia o temor. Mateo 18:23; Eclesiastés 4:9-10; Hebreos 13:17; Romanos 14:12; Proverbios 9:8-9.

EMPODERAMIENTO 

Creemos en el equipamiento y empoderamiento de los valores de la mujer y del ser humano, a fin de contribuir en su desarrollo y crecimiento. 2 Pedro 1:15; 2 Pedro 3:18; Efesios 1:17.

FAMILIA

Valoramos la familia como el principal núcleo de la sociedad, que se sostiene sobre la base de la cooperación padre, madre e hijos para lograr un equilibrio y sano desarrollo. . Génesis 1:27; 1 Corintios 11:11-12; Hebreos 13:14.

POSICIÓN DEL VARÓN COMO SACERDOTE

Reconocemos la posición sacerdotal del varón en la familia, de acuerdo al modelo bíblico, y nos esforzamos por promover la unidad matrimonial y familiar. Efesios 5.22-24.

REINO VS RELIGIÓN

Estamos llamadas a vivir conforme a los diseños del Reino de Dios y no conforme a los sistemas del mundo. A adquirir y desarrollar una cultura de reino, por encima de los estereotipos y tradiciones humanas, que atentan contra nuestra identidad en Dios y el diseño original de El para nuestras vidas.  Mateo 6:10; Mateo 23.13; Juan 18:36 Romanos 14:17; 1 Corintios 4:20; Hebreos 1:8; Hebreos 12:28.

-------------